POLICIA FEDERAL ARGENTINA
DEPARTAMENTO DELITOS AMBIENTALES


TRAFICO DE ESPECIES SILVESTRES:

El tráfico de animales y plantas silvestres, junto al tráfico de Armas y al de Drogas, son los comercios más “voluminosos” del mundo considerándose que se comercializan 4 millones de aves, 5 millones de reptiles vivos, 50 mil primates, 20 millones de peces tropicales, 10 millones de pieles de reptiles y 15 millones de pieles de mamíferos, 10 millones de cactus silvestres y 1 millón de orquídeas. Todavía no se conoce exactamente la cantidad de especies que existieron y existen; se estima que existen 50 millones de especies diferentes de seres vivos en el planeta, de las cuales 1.75 millones de especies se encuentran científicamente registradas (PNUMA 1996. WWF 1996).--

Más de 1.500 especies de animales y 25.000 plantas se encuentran amenazadas de extinción en todo el mundo, y las causas de ello son la destrucción de sus hábitats por contaminación y alteraciones originadas por la actividad humana y la explotación comercial irracional. Por año, estas ventas producen más de 19.000 millones de dólares (U$S 11.000 millones por venta de fauna y U$S 8.000 millones por maderas), baste citar como ejemplo que UN (1) GRAMO de veneno de la araña café se vende a U$S 245.000 y UN (1) GRAMO de veneno de escorpión amarillo se cotiza en U$S 15.000.-

Las especies nos proporcionan beneficios directos e indirectos, a través de sus servicios y sus productos, tales como frutas, carne, madera, goma y otros que son utilizados en el área médica, en la producción de alimentos, fabricación de ropas y otros productos necesarios para la vida humana. Más de la mitad de la población mundial utiliza medicinas extraídas de plantas y animales silvestres, moviendo este mercado 43.000 millones de dólares por año. La destrucción de los ambientes naturales sumado a la explotación comercial irracional, motivan que en Argentina, donde a principios del siglo pasado había más de 100 millones de hectáreas boscosas, hoy quedan menos de la mitad y con este promedio, no habría bosques para el año 2024.-

Hasta la década del 50, Argentina fue un importante exportador y usuario de sus recursos naturales, convirtiéndose en el mayor exportador de América del Sur, siendo la Cuenca del Plata la principal subregión comercial del recurso fauna y en consecuencia, Buenos Aires es uno de los principales puertos de exportación (VILLALBA-MACÍAS 1988). Actualmente existen normativas vigentes (leyes, decretos, resoluciones, etc.) para regular y controlar el comercio legal, el que se veía favorecido por la desinformación sobre el tema, los escasísimos antecedentes jurídicos y el modo en que eran presentadas las denuncias con un enfoque conservacionista absoluto que no contemplaba las severas crisis sociales y económicas.-

La individualización del problema se ve beneficiada por la emotividad que genera el comercio y el maltrato de los animales vivos y la magnitud económica de los cargamentos de los subproductos (pieles, cueros, etc.) permitiendo introducir la temática en la opinión pública.-

C.I.T.E.S:

El 3 de marzo de 1973, en la ciudad de Washington, EE.UU. se reunieron por primera vez representantes de varios países en conferencia plenipotenciaria firmando la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (C.I.T.E.S) que, como su nombre lo indica, regula el comercio de especies a nivel mundial. El 22 de junio de 1979, en Bonn se firmó la ENMIENDA, del documento que rige actualmente, al cual se han adherido 130 Estados hasta el momento, siendo el gobierno Suizo el depositario del convenio.-

Argentina se adhirió al C.I.T.E.S en 1980, mediante la promulgación de la Ley 22344, siendo los órganos de aplicación la Dirección Nacional de Fauna y Flora Silvestre y la Subsecretaría de Pesca de la Nación, como Autoridades Administrativas y el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia “como autoridad científica.-

Es necesario aclarar que la mencionada ley 22.344 es de “CARÁCTER ADMINISTRATIVO” ya que no tiene injerencia penal, pero otorga mayor peso a la infracción.-

El fin del Convenio es prohibir el Comercio Internacional de especies amenazadas mediante su inclusión en una lista aprobada y reglamentar y vigilar continuamente a nivel mundial, el comercio la fauna y flora, por el hecho de que la explotación comercial ilimitada representa una de las amenazas principales a la supervivencia de las especies.-

En las Asambleas del C.I.T.E.S, que se realizan cada dos años, los representantes de cada país estudian y presentan a las demás partes intervinientes, las especies a las que se quieren proteger por determinados factores (extracción exagerada del medio natural, discriminación de las poblaciones, alteraciones en el equilibrio de las especies) o notificar el encuadre dado ante la prueba existente de haberse notificado las causales que motivaron el peligro.-

Se establece un sistema de listados o apéndices en los que se encuentran todas las especies consideradas. Esos apéndices se clasifican en:

Apéndice I: "Incluye todas las especies en peligro de extinción que son o pueden ser afectadas por el comercio. El comercio en especímenes de estas especies deberá estar sujeto a una reglamentación particularmente estricta a fin de no poner en peligro su supervivencia y se autorizará solamente bajo circunstancias excepcionales “.-

Cuando un animal o vegetal incluido en el listado Apéndice I, con fines científicos y sin beneficio económico, debe ser trasladado de un país a otro, debe ser acompañado por un Certificado C.I.T.E.S emitido por el país de origen y otro Certificado C.I.T.E.S. emitido por el país receptor aceptando al espécimen.-

Apéndice II: “ Incluirá :
a) todas las especies que, si bien en la actualidad no se encuentran necesariamente en peligro de extinción, podrían llegar a esa situación a menos que el comercio en especímenes de dichas especies esté sujeto a una reglamentación estricta a fin de evitar una utilización incompatible con sus supervivencia; y

b) aquellas otras especies no afectadas por el comercio, que también deberán sujetarse a reglamentación con el fin de permitir un eficaz control del comercio en las especies a que se refiere el subpárrafo “a” del presente apéndice.-

Cada país se encarga de determinar la cantidad de individuos de cada una de las especies del Apéndice II que pueden ser comercializadas. Cuando un animal o vegetal listado en el Apéndice II es vendido debe salir del país exportador con “certificado - C.I.T.E.S “ que lo acompaña durante el viaje.-

Apéndice III: “ incluirá todas las especies que cualquiera de las partes manifieste que se hallan sometidas a reglamentación dentro de su jurisdicción con el objeto de prevenir o restringir su explotación y que necesitan la cooperación de otras partes en el control de su comercio”.-

Cada país protege sus especies, la Convención solicita cooperación al resto de los países para que no acepten ejemplares de esas especies provenientes de ese país en particular. Los certificados C.I.T.E.S se extienden tanto para animales y plantas, así como para todos los productos o subproductos confeccionados con los mismos.-

PROTAGONISTAS:

El "TRAFICANTE" no es el único responsable del comercio ilegal. La estructura social que posibilita este comercio ilegal está compuesta por varios "PERSONAJES":
CAPTURADORES: por lo general su origen se encuentra en los sectores sociales más pobres y marginados, localizados en áreas rurales o regiones identificadas como lugares de expansión productiva. Según el método que realizan pueden ser cazadores o recolectores, teniendo como única fuente de ingresos el producido por esta actividad para abastecer sus necesidades primarias. La conciencia que predomina en este segmento es la que los recursos disponibles en la naturaleza son inagotables. Una parte importante de la población rural, los desempleados y subempleados, tienen en la caza o recolección de recursos naturales una fuente de ingresos, pero existen oficios de gran arraigo cultural, como en la Patagonia, del " CHULENGUEO" o caza de crías del guanaco o del " ZORREO" para los zorros colorados y grises. En la llanura pampeana surgen los "NUTRIEROS" que trampean coypos, en el Litoral, los "MARISCADORES" que cazan yacarés, carpinchos o boas curiyú, los "LOREROS" y los "IGUANEROS" abundan en la región chaqueña.-

PRIMEROS INTERMEDIARIOS: en este segmento están: los que comercian transitando por las zonas rurales cambiando productos básicos por animales silvestres, huevos o subproductos; los choferes de camiones y de autobuses de pasajeros; los pequeños comerciantes localizados en las zonas rurales y los ambulantes que transitan entre las zonas urbanas y las rurales.-

SEGUNDOS INTERMEDIARIOS: son los pequeños y medianos comerciantes que actúan clandestinamente en el área de curtición de pieles o como pequeños comerciantes registrados. Este comercio hace el enlace entre el pequeño comerciante que circula en la zona rural y urbana y los grandes comerciantes que actúan en el mercado de mayoreo orientado en el tráfico internacional. También se incluyen los acopiadores de productos rurales que utilizan las instalaciones para albergar tráfico ilegal.-

GRANDES COMERCIANTES: Son los responsables por el tráfico internacional y nacional de gran porte, incluye traficantes locales y extranjeros especializados en este tipo de comercio, algunos propietarios de criaderos científicos, comerciales y conservacionistas, así como también empresarios legalmente constituidos con conexiones en el mercado internacional de animales silvestres.-

CONSUMIDORES FINALES: Como último eslabón de esta cadena están los consumidores finales representados por criaderos individuales domésticos, criaderos particulares, incluidos los legalmente registrados, que desvían parte de su actividad a lo ilegal, circos, zoológicos, fabricantes de artículos de marroquinería, calzados e indumentaria, productores y estilistas de moda, laboratorios farmacéuticos.-

En otro aspecto, pero no menos importante, se encuentra el "MASCOTISMO", necesidad de tenencia de animales exóticos como compañía doméstica, comercio muy motivado por campañas comerciales, propagandas por medios masivos de comunicación y la falta de conocimiento de la población en el cuidado, conservación y utilidad de los animales usados para tales fines y de la legislación establecida por el Estado para el control del mencionado comercio.-


¿QUE SE TRAFICA?:

Lo que se comercia legal o ilegalmente es:
ANIMALES VIVOS: para ACUARIOS, peces tropicales, de agua fría o salada, para MASCOTAS, loros, pájaros pequeños, monos, tortugas, boas, arañas, iguanas, guacamayos, cardenal, federal, etc.. Para TERRARIOS, sapos, ranas, arañas, escorpiones. Para LABORATORIOS monos, sapos, ranas, víboras. Para OCEANARIOS, delfines, orcas, lobos marinos, pingüinos. Para ZOOLOGICOS o CIRCOS, papagayos, ciervos, aguará-guazú, monos, tucanes, oso hormiguero, rapaces.-

ANIMALES MUERTOS: con el cuerpo entero para anticuarios, museos o instrumentos musicales, el resto del cuerpo para artesanías, la carne para alimentación, las plumas para ornamentación.-

ANIMALES EMBALSAMADOS: para trofeos o curiosidades regionales, a veces en anticuarios o ferias artesanales, para adorno u objetos musicales. Ejemplo: armadillos, monos, pájaros, ñandú, carpincho, etc.-

CUEROS Y PIELES: para vestimenta o adornos en prendas de vestir, como ser zorros, boas, lagartos, yacarés, felinos en general.-

INVERTEBRADOS MUERTOS: para colecciones de mariposas, escarabajos y otros insectos de colección.-

ARBOLES: para uso maderable, como algarrobos, cedros, alerces, quebrachos y araucarias.-

PLANTAS ORNAMENTALES: para uso en interiores de viviendas, como orquídeas, suculentas, helechos y cactus.-

PLANTAS COMESTIBLES: para alimentación humana o farmacopea, como palmitos o peperina.-


COMERCIO LEGAL:

Se focaliza en las siguientes especies:

• MUY ABUNDANTES:
PIELES : comadreja overa, vizcacha y coypo
CUEROS : iguanas

•  DECLARADAS PLAGA O PERJUDICIALES:
ANIMALES VIVOS: loro choclero, loro de los palos, cotorra común, palomas torcaza, cenicienta y doméstica, tordo renegrido y varillero.
PIELES: zorro colorado y gris patagónico.

•  EXÓTICAS:
ANIMALES VIVOS: verderón, jilguero español
PIELES: visón, liebre y castor.

•  CRIADAS EN CAUTIVERIO:
ANIMALES VIVOS: canarios, cotorritas australianas, manones, calafates, peces, perros. gatos, hámsters, cobayos, ratas de laboratorio.
PIELES: zorro plateado y de Groenlandia, coypos, chinchillas.

•  IMPORTADAS LEGALMENTE:
ANIMALES VIVOS: diamantes mandarines, cocotillas, mirlos.


LEGISLACION A TENER EN CUENTA:

LEY NACIONAL 22421/81 de CONSERVACIÓN DE LA FAUNA SILVESTRE  (Art. 1, 6, 9 al 12, 24 al 28).-

DECRETO REGLAMENTARIO 691/81 DE LA LEY ANTERIOR (Art. 4, 45, 46).-

RESOLUCIÓN 157/91 DE LA ADMINISTRACIÓN DE PARQUES NACIONALES: ( Cap. I, Art. 6, inc. b).-

LEY NACIONAL 14346/54 DE PROTECCIÓN A LOS ANIMALES.-


DELITOS QUE SE COMETEN CON EL TRÁFICO DE FAUNA:

Contra las leyes 22.421/81, el Decreto 691/81, la Ley 22.344/80, las leyes Provinciales de Fauna y las Resoluciones Nacionales:
Comercio ilegal de especies protegidas,
Firmas comerciales No inscriptas,
Ausencia de estampillado o mala colocación del mismo en cueros y pieles.-


DOCUMENTOS REUTILIZADOS:
Contra el Código Penal (Decreto 3992/84):
Falsificación de documento público,
Reventa de documentación pública,
Estafa o Defraudación.-

Contra el Código Aduanero (Ley 22415/82 - Decreto 1001/82):
Declaraciones fraudulentas o inexactas,
Contrabando,
Empresas no inscriptas,
Re- exportaciones ilegales.-


DOCUMENTOS NO VALIDOS:
Documentos auténticos obtenidos con documentación y declaraciones falsas.-

Documentos auténticos falsificados por adulteración del nombre de las especies, la procedencia, el número de ejemplares, etc.-

Documentos falsos con formularios auténticos o por imitaciones.-


TRANSPORTE:

Las mercancías ilegales se pueden transportar en:
1. en equipaje del viajero, facturado o de mano, para objetos o especies de poco volumen y alto precio. En valijas se transportan reptiles vivos, tortugas, aves inmovilizadas con cinta adhesiva, cueros, pieles, etc.-

2. bajo las ropas de los viajeros, con bolsillos especiales, se transportan aves, reptiles, huevos de rapaces, etc.-

3. en vehículos (automóviles o camiones) en medio de un cargamento legal o en escondrijos separados.-

4. en contenedores, facilitado por el bajo índice de control.-

5. por vía postal, especialmente para huevos, plantas, insectos, etc.-

6. en cajas, indicando la presencia de animales peligrosos, por ejemplo Cobras se evita el control del empaque que realmente contiene otras especies.-

7. los envíos legales pero con otras técnicas, como ser doble fondo de una valija, apartado central en una caja, etc.-

8. "maquillaje" del envío (aves pintadas, plumas cortadas, etc.).-


DECOMISO DE CUEROS:

OPCIONES:
a) Quedan en el lugar del procedimiento, con un custodio legal.-

b) Se decomisan:
1) si son especies permitidas pero sin papeles legales, van a REMATE,
2) si son especies prohibidas, se destruyen por INCINERACIÓN.-

 CONTROL DE DOCUMENTACIÓN:
► Los "detalles" a tener en cuenta en el control de la documentación son:
La especie no corresponde a la indicada en los documentos, pudiendo variar la familia, el orden, la especie, el grupo o la variedad.-

•  El número de ejemplares es inexacto, los envíos contienen el doble o el triple de lo indicado en los documentos.-

•  La procedencia es falsa. Los animales nacidos en cautiverio y las plantas reproducidas artificialmente pueden comercializarse no así los de procedencia silvestre.-

•  El país de origen es inexacto. Algunos países prohiben la exportación de especies que se trafican como procedentes de otro país donde la explotación está autorizada.-

• La indicación del tipo de producto es falsa. El traficante consigue una licencia para "TROZOS" de cueros y el envío es de cueros enteros.-

 DOCUMENTACION A REQUERIR:
1º) Número de inscripción del COMERCIO en la DIRECCIÓN DE FAUNA de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Política Ambiental;

2º) Tiene el DEPÓSITO declarado en ..............?;

3º) Tiene las GUÍAS DE TRÁNSITO?.-

4º) Tiene Declarada la TENENCIA DE PIELES en la Dirección de Fauna?

QUÉ HACE EL COMERCIANTE QUE TIENE ALMACENADA UNA GRAN CANTIDAD DE CUEROS Y SE DICTA UNA LEY PROHIBIENDO SU VENTA?:
La autoridad de Control o el CITES (a nivel internacional) "AUTORIZA" al comerciante a vender su mercadería, "DONANDO" una parte del producido para la conservación de esa especie. El C.I.T.E.S. "ADMINISTRA" esa donación quedándose con el 15% del dinero y el resto se lo da al organismo de control del país del comerciante, para trabajos de conservación. Esta "AUTORIZACIÓN" se constata con un ESTAMPILLADO en cada uno de los cueros o pieles.-

¿QUÉ HACEMOS CUANDO NOS ENCONTRAMOS UN ANIMAL SILVESTRE?:
SI APARENTEMENTE ESTA SANO, no debemos intentar capturarlo. Si se trata de un reptil o de un mamífero mediano o grande, se lo debe observar desde la mayor distancia posible e informar a la Dirección de Fauna local. Si es una especie que no implica riesgos, se la puede tomar con cuidado o “ahuyentarla” (por ejemplo, animales que cruzan las rutas, pichones caídos de los nidos, animales descansando a metros del camino, etc.).-

SI APARENTEMENTE ESTA ENFERMO, notaremos que está sucio, con ojos opacos, decaído, pasivo, flaco, rodeado de insectos, etc. Se aconseja recurrir a un especialista quien determinará si conviene capturarlo, trasladarlo o requiere tratamiento en el lugar. Se le puede ofrecer agua fresca y de ser posible, algo de sombra.-

¿CÓMO CAPTURAR A UN ANIMAL SILVESTRE?:
Cuando se ha decidido capturar un animal silvestre, debemos ser conscientes de los riesgos que existen. Existen cuatro consideraciones básicas en la selección de confinamiento (WHITE – Rehabilitación Básica de Fauna Silvestre):
a) ¿será seguro para la persona que se encargue de hacerlo?
b) ¿le proporcionará una seguridad máxima al animal?
c) ¿podrá llevarse a cabo con éxito, la utilización de esta técnica?
d) ¿se le podrá dar al animal una observación adecuada?

La captura de un ejemplar no debe ser improvisada, se debe estar seguro de lo que se va a hacer, contar con los elementos necesarios conociendo las limitaciones del equipo del que se dispone.-

¿CÓMO ALOJAMOS A MÁS DE UN EJEMPLAR?:
No es aconsejable ubicar varios ejemplares en el mismo recinto, pueden estar en jaulas contiguas, donde puedan tener contacto visual, pero no físico, respetando las pautas de conducta de la especie.-


¿CÓMO LOS TRANSPORTAMOS?:
Deben transportarse por separado, cada uno en una jaula, porque la tensión del viaje puede provocar conflictos entre ellos hasta la posibilidad de que se agredan. Las jaulas deben ser cerradas, pueden tener o no, (según la especie) ventanas hechas con malla metálica y sus dimensiones deben permitir el ingreso y la permanencia cómoda de los animales, así también como su manipulación.-

Si se transportan varias jaulas, se deben acolchar las superficies para evitar que se golpeen. Cuando se trate de animales herbívoros conviene vendarles los ojos, no siendo necesario para el resto de los ejemplares.-

LA CUARENTENA:
Conviene recordar que cada animal que es decomisado debe ingresar a un centro especializado donde debe ser aislado y mantenido en cuarentena a los efectos de evitar el posible contagio y propagación de enfermedades al resto de los ejemplares del plantel. La duración de la cuarentena esta dada por el cuadro patológico que presenta la especie, el tiempo que demanden los análisis preventivos y de la recuperación de cada individuo.-

► Esta medida se debe realizar en un lugar aislado, con medidas de desinfección para el ingreso y egreso y todas las restricciones que los profesionales consideren oportunas.-


CAPACIDAD DE RECEPCIÓN DE ANIMALES.

► Ante la realización de un DECOMISO con un número importante de ejemplares, se debe considerar la posibilidad de saturación de la capacidad física de albergue de dichos especímenes en los lugares disponibles. En dicha circunstancia es aconsejable que no se realice el traslado de los animales, permitiendo que continúen en su lugar actual, (negocio, depósito, etc.) si las condiciones sanitarias son tolerables, designando al responsable del establecimiento como “Depositario Judicial” de los ejemplares.-






Powered by FerozoSite